a propósito del Primer Centenario…

Posted on 30 de julio de 2012

4


The First Big Oil Hunt, Venezuela 1911-1916

Para comenzar, deseamos agradecerles a todos los amigos de la red la deferencia con que nos distinguieron con sus numerosas visitas a nuestro blog, relacionadas con el ensayo citado… y dados los múltiples mensajes públicos y privados que nos hicieron llegar, hemos considerado prudente hacer algunas observaciones pertinentes.

Para ponerlos en contexto, es importante que sepan que durante la etapa de finalización del texto Análisis Económico Aplicado a la Industria Petrolerahttp://wp.me/p29J0n-4, cuya digitalización se iniciara a finales del año 2001, se hizo imperativo la búsqueda del libro de Ralph Arnold y asociados dadas las múltiples menciones que de esas labores se hacían en los archivos originales de los primeros pozos perforados en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, ampliamente referidas en mi libro.

En consecuencia y por gentileza de la familia Marcano, desde Washington se inicio una amplia indagación en todos los EE.UU hasta que localizamos un ejemplar original en una librería del Estado de California, de la que lo adquirimos vía internet y nos lo hicieron llegar en físico en febrero de 2003.

De la lectura del fascinante texto decidí visitar las principales localizaciones allí citadas, para empaparme en sitio de los eventos referenciados a fin de prepararme mejor para su narrativa. Comencé por visitar Trinidad un par de veces y viajar hasta su Pitch Lake, donde comenzó todo; así mismo recorrí otros campos petroleros nacionales, en algunos de los cuales ya había laborado durante mi ejercicio profesional y otros donde contaba con referencias ciertas de las actividades allí desarrolladas.

Repasé todo el oriente del país, desde Caripito y el Terminal sobre el río San Juan hasta Quiriquire, Jusepín, Manresa y Mulata; desde los desarrollos de Cerro Negro recorriendo toda la Faja hasta Pariaguán y Zuata, visité de nuevo los campos del norte de Monagas y las plantas de Jose en Anzoátegui.

Visita a Oriente, Caripito y Quiriquire

De esa manera, todas las áreas petroleras orientales fueron analizadas en los tres años siguientes, excepto el Lago de Guanoco (que no podíamos accesar sino vía helicóptero). Igualmente recapitulamos en Barinas y los Andes, visitando la Petrolia del Táchira… y finalizamos el periplo donde habitamos, en el Zulia, recorriendo desde Mene Grande hasta Cabimas, Desde Mara y La Paz hasta Casigua el Cubo… y el Lago, que conozco de memoria.

Petrolia del Táchira

Así, con ese bagaje adicional al análisis minucioso realizado sobre la primera edición del libro de Arnold, Macready y Barrington, conocido como: The First Big Oil Hunt, Venezuela 1911-1916, concluí la parte histórica nacional que bautice como: del Ureca al Dorado, considerando el primer pozo perforado en Venezuela, según lo identifica Rosales en su libro El Mensaje de la Petrolia, hasta el último wild cat en plenas labores de terminación costafuera cuando concluía el ciclo histórico; ya que la historia internacional y el capítulo de ingeniería económica estaban finalizadas con anterioridad. Mi libro vio luz en formato digital a fines de 2006, publicado en el sitio: www.librosenred.com desde Argentina, y pude disfrutar de la versión en físico a principios de 2007.

Taladro perforando El Dorado, fotografía obsequio de Pride

De tal manera que todo el material utilizado en el Ensayo recién posteado está compilado en mi Texto desde esas fechas, y con ese material decidimos en hechosyopiniones.com rememorar el Primer Centenario de esa Prospección en Venezuela, que fue realizada formalmente desde mediados de 1912 (aún cuando la contratación del team ocurrió a fines de 1911), ensayando en nuestro blog algunos de los hechos más importantes de esos importantísimos eventos, que según Ralph Arnold tendrían su etapa culminante el 27 de noviembre próximo, fecha en la cual el señor Deterding a nombre de la Royal Dutch Shell “decidió” emprender con fuerza la campaña exploratoria en el país, adquiriendo la Caribbean Petroleum Co. de la General Asphalt, a través de su filial Burlingston Investment Company… y que culminaría con el establecimiento en nuestro suelo de una nueva y potente industria con cobertura mundial, tan solo un par de décadas más tarde.

Franco D´Orazio P.