Cuaderno de factores equinos I

Publicado en 16 de agosto de 2012

0


Estudio de Pedigríes y Análisis de los Valores para medir algunas características de los Ejemplares Purasangre

-Primera Parte-

Por: Franco D´Orazio P. y Juan Gabriel D´Orazio Q.

A. Introducción

En estas notas se analizan en extenso las líneas genealógicas mas importantes de los purasangre de carreras, desde sus orígenes hasta nuestros días, a fin de establecer adecuadamente el linaje específico al cual pertenece cada ejemplar o grupos de ellos y, de esa manera, desarrollar una teoría que permita seleccionar el mejor producto posible proveniente de cruces ya realizados, a fin de avalar, teóricamente, un ejemplar de lo mas competitivo.

O dicho de otra manera, la teoría servirá también para diseñar los cruces mas apropiados de cada semental con las yeguas madres disponibles, a fin de procrear un ejemplar purasangre con las mejores características posibles.

Las recomendaciones implícitas, derivadas del análisis de la información presentada, servirían además para manejar de una forma mas apropiada algún Haras en desarrollo o ya establecida, por pequeña que sea, en las cuales se pudiese experimentar lo aquí plasmado; no obstante, siempre debe tenerse presente las limitaciones relativas a la disponibilidad de ejemplares, tanto de yeguas madres y sobretodo, de sementales, lo que constituye el cuello de botella mas importante a resolver en las operaciones de la crianza de purasangre de carreras.

Por lo general, los pequeños productores, carentes de variedad de sementales, deben transportar sus yeguas madres a los sitios donde se alojan esos padrillos, y luego, una vez servidas y embarazadas, deben traerlas de vuelta a casa lo más pronto posible. De esa manera se les presentaría un problema a partir de la segunda temporada, dada la dificultad de movilizar nuevamente a la madre con su cría… y así sucesivamente. Por otro lado, si disponen de un padrillo en su hato, entonces deberían ensayar los mismos cruces una y otra vez, lo que les dificultaría aún más la obtención de productos eficaces, lo cual ya ha sido establecido históricamente.

Bajo esas circunstancias adversas, que son especialmente notorias en la región donde habitamos, la metodología propuesta serviría para realizar el mejor cruce posible, cuando no el mas deseado o el mas prometedor de todos.

La teoría presentada nace del análisis detallado de las líneas genealógicas maestras de algunos cruces modernos, forjada de la amplia información publicada en la literatura universal tanto en documentos físicos (libros, revistas, catálogos, notas privadas de algunos criadores, etc.) como digitales (páginas web de grandes criadores, pedrigree query, etc.), así como de nuestra modesta experiencia personal.

Dichos trazos genealógicos se iniciaron a fines del siglo xvii en el oeste europeo, con Inglaterra, luego Francia y finalmente Italia como punteros en esa competencia singular. Tres de los ejemplares más cotizados de aquellos tiempos dieron origen a las principales líneas maestras delineadas en este trabajo. Esos sementales fueron: Matchem (1748), King Herod (1758) y Eclipse (1764), descendientes directos de los legendarios Godolphin Barb, Byerley Turk y Darley Arabian, principal y respectivamente, quienes derivaron varias generaciones de gran calidad y cuyas descendencias aún siguen vigentes hoy día.

Así, las principales líneas maestras mostradas en este Cuaderno acontecieron del servicio de esos tres ejemplares en sendas yeguas madres, descendientes todas ellas del Darley Arabian, a saber: Matchem en Snap Mare 2, que parió a Conductor y con él, se definió la línea maestra principal del denominado Cuadrante IV en este trabajo; una década después apareció King Herod sirviendo primero a Rachel (madre de Highflyer) y luego a Mis Ramsden (progenitora de Woodpecker), productos estos que unas 6 generaciones mas tarde, cruzados con un descendiente de Waxy bautizado como King Tom, procrearon a la yegua St. Ángela, madre de St. Simon por Galopín, los cuales conformaron el Cuadrante II junto con los ascendientes de Ribot. Y a continuación, Eclipse cubrió a Sportsmistress y la convirtió en progenitora de Pot8os, que vía Whalebone produjo la línea genealógica central del Cuadrante I, que identificamos como IB: el rasgo más productivo y espectacular de todos hasta la fecha. Para apreciar mejor el gráfico, haga click sobre el mapa y amplíelo en su procesador personal.

En este punto vale la pena aclarar que cada cuadrante mostrado en este documento está conformado por varias líneas genealógicas, una de las cuales se definirá como principal.

Así se iniciaron las primeras líneas maestras modernas, aunque tal y como lo refiere Federico Tesio(1,5) en su magistral obra, otros 89 sementales árabes, 46 bárbaros y 38 turcos, acompañados de unas 40 yeguas madres de igual procedencia, fueron los responsables de generar la caballada purasangre de carreras que hoy por hoy cubre el mundo entero. Ya puede notarse que desde esa época pretérita, se buscaban cruces entre ejemplares de distintos linajes originales a fin de no deteriorar la especie, al procrear tempranamente, productos por él denominados “bastardos”.

Finalmente, en este análisis, además de las tres las líneas genealógicas antes citadas, identificamos un cuarto grupo derivado también del gran Eclipse, pero sirviendo a la espectacular matrona Creeping Polly, nieta de Crab y de Tartar (también descendientes de purasangres mezo orientales pero de raíces diversas como los Curwen Bay, Fairfax Morocco y Wilkinson Barb, Alcocks y Honywoods Arabian, etc.) que generó la cuarta línea maestra que nos conduce por la vía paterna desde King Fergus al gran Galopín, marcador moderno de un linaje singular que delinea el Cuadrante III, del que se generó además Princequillo… y por la gran línea materna que se desarrolló a partir de él, sobrevino el campeón Seattle Slew, Jefe de Raza único en la era moderna.

De esa manera, en este Cuaderno se presenta un trabajo que, a nuestro juicio, sintetiza en cuatro (4) las líneas genealógicas bien definidas, de las que han derivado los grandes sementales “marcadores” y las mejores yeguas madres, universalmente aceptadas, que exhiben hoy día los mejores productos clásicos en todos los continentes. Esas cuatro líneas maestras se presentan, en primer lugar y de manera muy abreviada, en los denominados Cuadrantes, que resumen cada una de ellas desde el propio origen hasta lo más granado disponible actualmente; y en el Resumen Maestro se definen esas cuatro líneas con detalles de sementales y yeguas madres, y que recogen la genealogía de unos 100.000 ejemplares purasangre acá analizados, incluyendo unos 100 Líderes Sementales nominados desde 1890 a la fecha, así como 200 Jefes de Raza que han actuado en la historia moderna de la hípica universal.

Sobre esos mapas genealógicos, trazados en un programa Microsoft Excel que permite comunicar interactivamente dichas líneas con otros gráficos pertinentes, se explican en detalles las líneas paternas que fueron cuidadosamente elaboradas por los más importantes criadores mencionados en la literatura moderna; y que nos permitirían a continuación seleccionar y/o diseñar de manera sencilla y segura algunos de los cruces mas pertinentes.

Para finalizar esta primera parte, vale la pena mencionar que las aplicaciones prácticas y de campo de esta metodología aún están bajo desarrollo y experimentación; pero la selección de ejemplares en función de la crianza ya realizada la pusimos en práctica desde hace unos cuatro años, y la misma ha resultado en mejores análisis de pedigríes disponible y con ello, una mejor selección de los productos adquiridos en el mercado nacional; pasando nuestro Stud a ser más competitivo al progresar de una caballada modesta y/o con ejemplares de reclamos, a unos productos que han realizado mejores campañas e, inclusive, con varias figuraciones e importantes triunfos clásicos.

Por supuesto, cada Criador, Veterinario, Entrenador y/o Propietario dispone de sus propios métodos cualitativos, todos los cuales son perfectamente válidos al momento de realizar la mejor selección y cruces posibles entre los ejemplares purasangre a su alcance; pero los argumentos que les presentamos a continuación hablan bien de la incipiente metodología desarrollada en este Cuaderno, la cual publicamos con la esperanza cierta de que pueda complementar los criterios de cada quién, a fin de que puedan disfrutar, de una manera más amplia, del maravilloso espectáculo hípico… con toda la pasión en él incluida.

Bibliografía…

 1. Federico Tesio: “Il Purosangue, animale de esperimento” e “Tocchi in penna al galoppo”; Editore Ulrico Hoepli, Milano, Italia, 1998.

2. Steven A. Roman: “DOSAGE, Pedigree & Performance”; The Russell Meerdink Company, Ltd., USA & Canadá, 2002.

3. Laura Hillenbrand: “SEABISCUIT, An American Legend”; Edición especial de Random House Publishing Group, NY, 2001.

4. Franco Varola, “Il Mito di Tesio”; Editorial Equitare, Italia, septiembre de 2004.

5. Federico Tesio: “TESIO in his Own Words”; The Russell Meerdink Company, Ltd., USA & Canadá, 2005.

6. Juan Carlos Feijoó: “Pasión Hípica, paisajes del hipismo venezolano”; Editorial Melvin, Venezuela, octubre de 2005.

7. Thoroughbred Times: “2009 Stallion Directory”; Publicado por Thoroughbred Times Company Inc., Lexington, Ky, USA, 2008.