Elementos religiosos en el discurso político de Hugo Chávez

Posted on 20 de febrero de 2013

0


afp-hugo-chavez--644x362

Por: Lisbeth J. Prieto Garcia

Introducción

La presente investigación es un estudio cualitativo fenomenológico, de método hermenéutico y  técnica de análisis de contenido cualitativa. Tuvo como propósito  analizar  la utilización de los elementos religiosos en el discurso político abordando el estudio desde la disciplina del análisis crítico del discurso  de Teun Van Dijk para develar la noción de poder que se maneja detrás del discurso, así como las estrategias subyacentes en él.  Los discursos analizados fueron emitidos en fechas diferentes entre 1998 y 2008 por el presidente de Venezuela Hugo Chávez, éste a la vez, fue el informante clave. Los hallazgos en la investigación fueron que la estrategia general sobre la que se fundamenta el discurso es la Auto-presentación positiva con la Auto-presentación negativa del otro partiendo de la confrontación ideológica para el uso de la macro-estrategia semántica, a la vez, se puede observar la interrelación entre todas las estrategias  y el sentido lógico del discurso.

Los fragmentos del discursos estudiados ofrecen una estructura bien nutrida para comprender como funciona la ideología en relación con el discurso y cómo por medio de aspectos tan sensibles para los seres humanos, como la religión, se puede argumentar  una propuesta ideológica adaptando e interpretando según la subjetividad de quién emite el discurso, los elementos religiosos, tal como la simbología que es lo mas resaltante.

Resultados

Así, los resultados por temas emergidos en el discurso aplicando los conocimientos teóricos planteados son como siguen:

Temas en el discurso      

gráfico Elementos religiosos en el discurso político de Hugo Chávez

 Fuente: elaboración propia (2009)

Se puede establecer que la macro-estrategia de Auto-presentación positiva define todo el discurso del presidente Chávez basado en una línea ideológica que se presenta con estrategias del discurso  para presentar negativamente al otro haciéndolo generalmente con argumentos que impacten al receptor a creer  en las ideas que  persuade, aunque es pertinente aclarar que para Van Dijk (1999) el creer se da cuando hay  ausencia o insuficiente conocimiento relevante  sobre lo expuesto de modo que no se pueden formular contra-argumentaciones frente a aseveraciones falsas, incompletas o prejuiciados como en efecto hizo.

A partir  de mostrarse positivamente se  compara con grupos exógenos (ej. con los “capitalistas”, los “explotadores”, “minoría rica”, etc.) en donde además existe el infierno y por consiguiente, quienes no lo acompañan en su propuesta ideológica son “demonios”. Es reiterativo en el discurso descalificar cualquier parte de la simbología cristiana lo único que rescata es el nombre Jesús Cristo con su liderazgo histórico, a partir de allí construye una nueva imagen y propuesta religiosa basada en lo que el considera como verdadero frente a lo que la historia a presentado por una “minoría explotadora de los pobres”, esa nueva imagen de Cristo es “socialista”, “rebelde”, “revolucionario”, “justiciero” y hasta argumenta su proyecto con expresiones disfemisticas como “Dios no se arrecha con la revolución”

Todas las religiones se expresan a través de símbolos u objetos que toman un significado adicional al que comúnmente tienen. Nada es simbólico en si mismo, la gente asigna significados simbólicos  y está de común acuerdo en lo que señalan dichos significados. El simbolismo religioso viene a ser el lenguaje complejo de imágenes y de gestos. Para Durkheim (citado por  Craig, Keller y Light; 1992) tales símbolos religiosos frecuentemente comprende lo que el denominaba representación colectiva: la comunicación desde los cuerpos sociales mayores hasta los individuos. Así, los diversos símbolos empleados en la determinada religión hablan por todos aquellos que comparten la fe de la misma y por todos los que participan.

Así, el infierno es un término común para los cristianos católicos y evangélicos representando simbólicamente  el lugar en el cual después de la muerte son torturadas eternamente las almas de los pecadores. Descontextualiza y confunde al decir la palabra de forma reiterativa en los discursos donde se ataca esta creencia y se argumenta que el infierno solo existe en la tierra, el mas allá no existe, ni la vida después de la muerte ni mucho menos se reconoce cualquier rasgo de espiritualidad tal cual como lo plantea Lenin en el libro socialismo y religión.

Chávez dice de un modo convencido párrafos completos del mencionado libro de Lenin como si fueran de su autoría, el mismo  se muestra como un férreo defensor de la materia contradiciéndose ante una aparente posición cristiana pues de fondo defiende la materia como un ateo convencido.

En su lexicalización utiliza términos propias del lenguaje militar como ” batalla”, “comandante”, “soldado” , sin embargo hilvanando el hecho que utiliza batalla para referirse a un enfrentamiento ideológico según él, entre capitalismo y socialismo, tiene relación con el significado de  batalla para el marxismo-leninismo la cual cuando es contra la religión es exclusivamente ideológica. La batalla en el socialismo quiere decir  “progreso en el conocimiento, educación y avance de la ciencia”, esto es igual a lo que plantea Hugo Chávez a lo largo de los discursos “una batalla entre los socialistas, nosotros; y los capitalistas”

El infierno  es un término común para los cristianos católicos y evangélicos  siendo el lugar en el cual después de la muerte son torturadas eternamente el alma de los pecadores, por lo cual descontextualiza el término mencionándolo  de  forma reiterativa en los discursos donde se ataca esta creencia y se argumenta que el infierno solo existe en la tierra, el mas allá no existe, ni la vida después de la muerte ni mucho menos se reconoce cualquier rasgo de espiritualidad mas que la que presenta de forma materialista tal como lo plantea Lenin:

La impotencia de las clases explotadas en su lucha contra los explotadores engendra la fe en una vida mejor más allá de la muerte tan inevitable como la impotencia del salvaje en su combate con la naturaleza engendra la fe en los dioses, en los demonios, en los milagros, etcétera. A aquel que trabaja y padece miseria toda su vida, la religión le enseña a ser humilde y resignado en la vida terrenal y a reconfortarse con la esperanza de la recompensa celestial. Pero a quienes viven del trabajo ajeno, la religión les enseña a practicar la caridad en la tierra, ofreciéndoles así una muy barata justificación para toda su existencia de explotadores y vendiéndoles a precios módicos billetes hacia la bienaventuranza celestial. (Lenin, 1977:53-54)

En ese mismo orden de ideas, Engels en ocasiones dejo ver a la religión como un asunto de partido mientras que para Lenin era un asunto privado pero que igual ameritaba una batalla ideológica para que lo prevaleciera fuera el ateísmo, en ese sentido, Chávez es flexible con su posición aunque se muestra como un férreo defensor de la materia contradiciéndose ante una aparente posición cristiana pues de fondo  defiende su visión religiosa  como un ateo convencido. Lo que dice  Chávez tiene concordancia con el planteamiento de Lenin cuando expresa que como Cristo dijo que el “reino de los cielos es de los pobres es allá que nos toca la felicidad” “aquí nos toca la infelicidad de esa manera han manipulado durante siglos a los pobres”

Además, utiliza un lenguaje que sea común a los cristianos para congraciarse. Además toma en cuenta que las mayorías en el país son cristianos de cualquier iglesia practicantes o no, aunque su elocuencia e histrionismo se asemeja a la de un predicador protestante y crea afinidad. Así utiliza los elementos religiosos en el discurso político en momentos claves o fechas importantes  tomando en consideración el contexto.

En cuanto a lo anterior  Van Dijk (2006) deja claro que eso forma parte de la manipulación de la sociedad. Conocer su contexto social al fin de poder ejercer control sobre las mentes de las personas, esto tiene mucho que ver con las condiciones sociales de quien emite y recibe el mensaje. Para el autor entonces la manipulación puede afectar las representaciones sociales de muchas maneras, tanto en su contenido como en su estructura.

Por consiguiente para sustentar una nueva construcción religiosa cristiana se fundamenta en lo que algunos intelectuales han creado de Jesús Cristo, por tanto desconoce y así se presente cualquier rasgo de religión solo reconoce el nombre de Cristo y a partir de allí lo une a el y su ideología como socialista, revolucionario y rebelde tal como un ateo como Papini lo ha mostrado, reconoce que piensa igual que Papini al respecto.

En toda la línea de su discurso cuando se hace alusión a los elementos religiosos siempre se vincula con si mismo como si el fuera el nuevo Mesías comparándose con un salvador o un hacedor de milagros, primero humaniza todas las intervenciones divinas abriendo la posibilidad que cualquiera puede resucitar o hacer milagros por ejemplo, por consecuencia donde el esta se vive el mandato de Cristo lo hace apelando a valores y creencias  tradicionales  de ese modo controla la mente de quienes lo escuchan.

Cuando muestra una posición de consenso y conciliadora no es honesto totalmente ya que se contradice lo que en la forma lo ha mostrado conciliador con frases como “convoco a todos los venezolanos  a los que me quieren y a los que no. Aunque igual no me importa los que no me quieren”

Es común que establezca símil entre Cristo, Simón Bolívar y él desde el punto de vista victimizante para lo cual, presenta evidencias que destruyan creencias cristianas tradicionales  persuadiendo a creer que Cristo esta solo entre los pobres y que tanto a  Cristo como a Bolívar los Crucificaron por ser socialista, de esa manera igual le puede pasar a él. Crea una atmósfera de incertidumbre sobre su propia persona. Para Van Dijk lo recursos retóricos como los símiles, las metáforas, los eufemismos, hipérboles etc., al igual que los esquemas globales, no influencian directamente el significado. Más bien lo hacen resaltar o lo difuminan, y con ello también la importancia de los acontecimientos en un modelo de acontecimientos.

Blasfema, presenta citas bíblicas incompletas o se equivoca en la fuente de quien cita aunque cuando se equivoca lo hace justamente con Cristo es decir parece que funciona mas nombrar a Cristo que a un profeta desconocido por ejemplo, omite información o se que equivoca al hacerlo aunque se muestre muy convencido. Esto para el análisis crítico del discurso es manipular la cognición, ya que lo ha hecho  de forma reiterada y en años diferentes.

Expone premisas falsas de la Biblia como verdaderas, para tocar la sensibilidad de los destinatarios del mensaje por lo cual se busca asociar las figuras religiosas con el como emisor del mensaje para crear un vinculo de afinidad, simpatía y sensiblería que siempre une al aspecto ideológico. Es así como repite de forma incompleta “Bienaventurados los pobres que de ellos esta lleno el Reino de los Cielos” así nunca en los 5 discursos estudiados completo la idea para dejar entrever que la Biblia refiere una pobreza material asociada a su posición socialista, la Biblia únicamente menciona una pobreza de espíritu asociada a otros valores diferentes a los materiales  como queda claro en Mateo 5:3: “Bienaventurados los pobres de espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos”

A lo anterior le une frecuentemente la frase “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos.” Para persuadir a creer que en el reino de los cielos solo entraran los pobres colocando la pobreza como un valor.

Utiliza los elementos religiosos en general para atacar la riqueza y enaltecer la pobreza, de esta manera la estrategia en todo el discurso tiene como finalidad la lucha de clases o la confrontación entre pobres y ricos aunque parezca un discurso meramente religioso. Ataca jerarquías para crear una estructura mental que licencie a quien lo escucha para desmontar los poderes que le puedan hacer contrapeso poniéndose como una persona tan poderosa como el papa por ejemplo.

La riqueza desde su visión es un valor anticristiano y anti socialista en ese sentido se argumenta a odiar todo lo referente a capitalismo y la riqueza. Así cita equivocadamente a Cristo para justificar, argumentar y mostrarse como un erudito del cristianismo, al cual le atañe frases dichas por el profeta menor Amós del antiguo testamento a Cristo diciendo “Fíjense esto, esto tan bello de Cristo”

Humaniza a Cristo y lo iguala a sus seguidores, equiparándose él cuando lo hace de esa forma a Dios, ya que, siempre se coloca en un punto más elevado, es decir, algunas veces se mimetiza con Cristo y otras con Dios. Se presenta como un Mesías que viene a cambiar las profecías  dos mil años después, porque así se lo  ha dicho su abuela y ésta a su vez recibió las profecías de su bisabuela, ambas son presentadas como iluminadas que ven en él la salvación del futuro.

Su mensaje está dirigido a desmontar cualquier estructura de poder material o espiritual que compita con su ejercicio de poder por lo que se erige como un ser humano indispensable para salvar la patria ya que presenta propuestas que superan el 2030 como una etapa inicial de lo que quiere hacer apenas. De esa manera argumenta en el fondo que Dios tiene un plan y él también. Solo acepta una iglesia sin cabeza mostrándose como un posible cabeza de iglesia él ya que no presenta  positivamente a otra más que a el mismo y a una persona ya muerta como Papini.

El discurso está dirigido a los sectores populares o a quienes no tienen formación intelectual reflejando ser interprete de ese imaginario. Para esto establece de forma reiterativa juicios de valor  y polarización con  las élites que le sirvan de base para presentarse positivamente. Así se establece una triple relación entre: 1. el pueblo como victima (presentados como explotados o pobres) 2. un perseguidor (se asocia a ser rico), y 3. un salvador (él como Mesías y el socialismo).

Sin embargo, para Van Dijk (2006) los receptores de la manipulación desde la forma de abuso de poder pueden ser definidos como víctimas, y esto significa que deben de algún modo ser caracterizadas como carentes de los recursos fundamentales para resistir, detectar o evitar la manipulación, es decir que si la persona esta en una posición contraria para este autor no hay manipulación sino persuasión ya que la persuasión es legitima y la manipulación no porque es cuando se tiene una victima y se refleja el poder que hay detrás del discurso verdaderamente.

Asimismo, para sostener una posición del pueblo como victima se vale de emociones fuertes, traumas, etc., que hace vulnerable a la gente como refiere Van Dijk utilizando desde episodios como la crucifixión de Jesús hasta la “explotación” que una “minoría rica” tiene contra los pobres.

Es así como se analizan  los elementos religiosos presentados desde una posición ideológica lo cual responde a la interrogante de como se utilizan los elementos religiosos en el discurso político, esto depende de quien emite el discurso, definitivamente de su formación ideológica y la visión de mundo que se tenga mas que de la religiosidad en si misma es de la finalidad que se quiera tener al incorporar los elementos de la religión como estrategia de ideologización. Es decir, que con esto se responde al objetivo de valorar la ideología en el discurso por medio de la utilización de los elementos religiosos.

Es controversial, pero permite presentarse ideológicamente mas positivamente que con una propuesta ideológica por si sola, la vinculación de la religión y las ideología tienen un significado valioso para quien lo escucha de acuerdo a sus creencias lo que quiere decir que quien emite el discurso ha de saber a quien va dirigido previamente valiéndose siempre del contexto.

Referencias  

ÁLVAREZ, C. (2009). Venezuela reafirma su democracia [Documento en línea]. Disponible: http://bit.ly/155gUir [Consultada el 16 Noviembre de 2009].

ARTHUR, U. y HEINRICH, B. (1978). Concepción Cristiana de la democracia pluralista. España: Herder.

BUZGALIN, A. (2000). El futuro del socialismo. Guanabo, Cuba: Rebelión.

CASTEJÓN, H. y MAIGUALIDA, Z. (2001). Diseño de Programas y Servicios en Orientación. Maracaibo, Venezuela: Astro Data.

CHALBAUD, R. (1978). Estado y Política. Mérida, Venezuela: Consejo de Publicaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes.

CALHOUN, C., KELLER, S., Y LIGHT, D. (1992). Sociología. Bogotá, Colombia: McGraw-Hill/Interamericana.

CHÁVEZ, H. (2005). Presidente Chávez define Socialismo del siglo XXI. [Documento en línea]. Disponible: http://bit.ly/9gdq83 [Consultada, 21 de Julio de 2009]

CHÁVEZ, H. (2008) No hay un mundo más allá, es aquí el más acá o el más allá, es aquí: http://bit.ly/11VEtMA

CHÁVEZ.(2009) http://bit.ly/1BJsPO [Consulta, 1 de Septiembre de 2009]

CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA (1999). Gaceta Oficial, 36.860(Extraordinario)

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS (2007) Disponible: [DVD]: Microsoft Corporation.

DIETERICH, H. (2005). El socialismo del siglo XXI. [Libro en línea]: http://bit.ly/ZrCJJm   [Consulta, 02 de Noviembre de 2009]

GONZÁLEZ, H. (1977) Teoría Política. México: Porrua.

GONZÁLEZ, L. (2005). La Fe mueve millones. [Documento en línea]. Disponible: http://bit.ly/Xl2t7l [consulta, 03 de Diciembre de 2009]

GUTIÉRREZ, G. (2001). Introducción a la Doctrina Social de la Iglesia.Barcelona, España: Ariel.

HUSSERL, E. (1986). Ideas Relativas a Una Fenomenología y una Filosofía Fenomenológica. México: Fondo de Cultura Económica

HUSSERL (…) http://bit.ly/XpIIIO [Documento en línea] Disponible: [Consulta, 2 de Octubre de 2009]

JACQUES, H. (2002). La comunicación política.Chile: Serie universitaria.

JARAMILLO, L. y MURCIA, N. (2000). Investigación Cualitativa: La complementariedad etnográfica. Armenia, Colombia: Editorial Kinesis.

KRIPPENDORF, F.(1990). http://bit.ly/f6bO1N . [Consulta, 28 de Octubre de 2009]

MANZANERO, D. (2006). Construcción de la Disciplina evangélica: Una aproximación fenomenológica desde la perspectiva de los jóvenes de la Iglesia Pentecostal. Maracaibo, Venezuela: Tesis de Post Grado de la Universidad Rafael Urdaneta.

MARTÍNEZ, M. (2000). El Capital Social. Colombia: Critica Política No. 65.

MAURICE, D. y VERDU, P. (1962) Instituciones políticas y derecho constitucional. Editorial  Ariel.

MICROSOFT, E. (2007) Religión: Microsoft Corporation. Disponible: DVD.

LENIN, V.I. (1977). Socialismo y religión. México, D.F.: Grijalbo

LENIN, V.I. (1974). Materialismo y Empiriocriticismo. Madrid, España: Editorial Ayuso.

LEY ORGÁNICA DE EDUCACIÓN  BOLIVARIANA. (2009). Caracas, Venezuela: Asamblea Nacional. [Documento en línea]. Disponible: http://bit.ly/XpjZnT  [Consulta, 02 de Diciembre de 2009]

PADRÓN, J. 1992. Paradigmas de Investigación en Ciencias Sociales [Documento en línea] Disponible: http://bit.ly/fBsNBn [Consulta, 10 de Noviembre de 2009]

PADRÓN, D. (2000). Y tú, ¿Quién dices que soy? La persona y el mensaje de Jesús. Venezuela: Paulinas.

PASTOR, M (1989). Manual de Ciencia Política. Madrid, España: McGraw-Hill/Interamericana de España

RIVAS, A. (2006). Psicosis en las Religiones Cristianas evangélicas y Católicas. Maracaibo, Venezuela. Tesis de Grado de la Universidad Rafael Urdaneta.

RIVERO, A. (2008). http://www.es.catholic.net/ [Documento en línea] Disponible: [Consulta, 30 de Octubre de 2009]

TANCHER, V.K. 1981. Fundamentos de ateísmo científico. La Habana, Cuba: Editorial de Ciencias Sociales. [Libro en línea]: http://bit.ly/UIaKTe [Consulta, 16 de Noviembre de 2009]

 VAN DIJK, T (1980) Algunas notas sobre la ideología y el discurso. México: Revista Semiosis Nº 5.

 VAN DIJK, T. (1996) Análisis del discurso ideológico. México: UAM, versión 6.

 VAN DIJK, T. (1999) El análisis crítico Del Discurso. España: Anthropos.

VAN DIJK, T. (2006) Discurso y manipulación: Discusión teórica y algunas aplicaciones. Valparaíso: Revista signos.

VATICANO (2009) [Documentos  en línea]: http://bit.ly/WanNJy  y  http://bit.ly/Pp3FQQ

WEBER, M. (1991) La ética protestante y el espíritu del capitalismo. México: Premia, 9 edición.

Nota: Este trabajo se corresponde con la Tesis de Grado desarrollada por Lisbeth J. Prieto Garcia en la Escuela de Ciencias Políticas de la Facultad de Ciencias Políticas, Administrativas y Sociales de La Universidad Rafael Urdaneta, en Maracaibo, diciembre de 2009.